La controversia se conoció hace una semana, cuando se planificaba “el mantenimiento de las vías para tres viajes especiales”. Según denunciaron funcionarios del Viejo Expreso Patagónico, el grupo mapuche instalado desde hace casi un año en un campo del grupo multinacional Benetton, en Leleque, bloqueó las vías e interrumpió la conexión entre El Maitén y Esquel.

Para el gerente de La Trochita, Bruno Peláez, dicha traza “es fundamental no solamente para el intercambio de material rodante, sino para la concreción de los viajes chárter para extranjeros que generan un alto rédito para la provincia del Chubut”, que administra el recurso turístico.

Al respecto, Peláez adelantó que hará la presentación de una denuncia penal ante la justicia federal contra los referentes indígenas.

El problema fue detectado hace una semana al planificar “el mantenimiento de vías para tres viajes especiales que tenemos en vista con gente de Alemania e Inglaterra, además del traspaso de locomotoras y vagones hacia los talleres de El Maitén por reparaciones indispensables que se hacen cada tanto”.

Concretamente, las vías están a pocos metros del campamento principal de la ocupación.

Graficó enseguida que fue tres veces hasta el paraje Vuelta del Río a dialogar con los ocupantes, quienes finalmente lo atendieron en el alambrado, a la vera de la ruta nacional 40, “con los rostros tapados”.

“Quien lidera el reclamo habló con nosotros y nos dejó bien en claro que no íbamos a poder circular sin la autorización de un juez”, expresó Peláez.

Según indicó Peláez, el líder “es una persona joven, de poca edad, quién habló con nosotros de una manera muy amable y respetuosa, pero nos dejó bien claro que no íbamos a poder circular sin la autorización de un juez o algo que se determine desde la justicia”.

Insistió con que “nuestro servicio está ahora sujeto a este reclamo, por cuanto tampoco podemos definir fecha para los chárter, porque con esta situación debemos priorizar la seguridad de nuestros pasajeros y trabajadores”.

A su criterio, La Trochita “no tiene nada que ver con el reclamo que están haciendo por tierras que al parecer pertenecían a sus ancestros y de las que han sido despojados por el estado nacional y los privados.

Respetamos todo tipo de lucha y reclamo, pero pedimos que respeten la circulación del tren entre Esquel y El Maitén, ya que nos beneficia a todos”, concluyó Peláez.

Cabe recordar que la causa por usurpación se viene tramitando ante la justicia chubutense, donde el único imputado es Martiniano Jones Huala y donde los fiscales hacen referencia “a las dificultades que se presentan para la identificación de las personas implicadas, la pluralidad de víctimas y de personas sindicadas, aún no identificadas”.

Por su lado, la Compañía de Tierras Sud Argentino (Benetton) demandó en reiteradas oportunidades “seguridad para nuestros trabajadores y pobladores ante los hechos vandálicos y de violencia inéditos”, que se vienen desarrollando desde hace meses en el paraje Vuelta del Río.