Hombres armados atacaron e incendiaron viviendas de la comunidad mapuche de Vuelta al Río, en Chubut, entre las que se encontraba la del dirigente Marcelo Calfupan.

 

"Este es un mensaje urgente. Mi nombre es Moira Millán, estoy denunciando que en este preciso instante están quemando las casas de los hermanos de Vuelta del Río que vinieron a hacer la ocupación pacífica para pedir que el juez Otranto renuncie a su cargo", avisó cerca de la medianoche, la dirigente mapuche a través de un audio que se volvió viral en las redes sociales.

Para la comunidad, se trata de una represalia a la toma del juzgado federal de Esquel que realizaron el miércoles a la mañana para exigir la renuncia del juez Guido Otranto, quien investiga la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

Vale mencionar que la ocupación que se llevó a cabo en el Juzgado Federal de Esquel fue de forma pacífica, surgida de un consenso colectiva, en vista de lo que consideran una “situación de violencia insostenible” y la necesidad de exponer este tema y proteger a los miembros de la Comunidad.

"Vivimos este escenario de terror estatal con la excusa de que era posible que encontraran a Santiago Maldonado, o algún rastro suyo dentro de nuestro territorio, siendo que nuestro territorio se encuentra a una gran distancia del lugar donde supuestamente ocurrió su desaparición", denunciaron.-