"Como Presidenta de la República, pido humildemente perdón al Pueblo Mapuche y a las víctimas de la violencia rural. Hemos fallado como país", dijo esta mañana la presidenta de Chile,  Michelle Bachelet, antes de presentar en el Palacio de La Moneda el Plan de Reconocimiento y Desarrollo de La Araucanía, que incluye entre otras medidas una mayor participación y reparación del pueblo mapuche.

 

Según detalló Bachelet, el plan incluye la oficialización del mapudungun (idioma mapuche) en la región de la patagonia chilena y establece el 24 de junio —-inicio del año nuevo mapuche— como el Día de los Pueblos Originarios, que será feriado nacional como reconocimiento de los pueblos indígenas.

Además, la mandataria remarcó que pondrá suma urgencia a los proyectos de ley que crean el Ministerio de Pueblos Indígenas y el Consejo de Pueblos Indígenas, que actualmente se encuentran en el Congreso, para que sean tratados y votados en los próximos 15 días.

También presentó las políticas de desarrollo productivo regional y territorial, con una fuerte inversión en obras públicas e infraestructura educacional y un fondo de reforestación, en el marco de una Ley de Araucanía, que pone el foco en el fomento productivo, la infraestructura y el capital social y humano en la región.

"Es una invitación a todos a cambiar la mirada respecto de la relación del Estado chileno con los pueblos originarios. Hoy queremos dar un paso decisivo para enfrentar la historia de desencuentro de siglos en la región de La Araucanía”, sostuvo Bachelet, quien agradeció a la Comisión Asesora Presidencial de La Araucanía, integrada por representantes de la sociedad civil, academia, gremios de la región, y presidida por el monseñor Héctor Vargas. La comisión entregó su informe a Bachelet en enero, en el que se proponía también una Comisión de Reparación de Víctimas de la Violencia con una mirada crítica de las protestas de los grupos mapuches en la región.-

 

FUENTE: Diario PÁGINA 12