En estado grave se encuentra la "machi" (líder espiritual mapuche), Francisca Linconao, en huelga de hambre desde hace 11 días en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial, 670 kilómetros al sur de Santiago. La mujer de 60 años, que padece diabetes, inició la acción para reclamar su inocencia ante las acusaciones del Ministerio Público de ser la autora intelectual del atentado incendiario que le costó la vida hace cuatro años al matrimonio Luchsinger-MacKay.

"Yo no elegí ser machi, sino que es una función que llegó a mí y debí asumir, es un trabajo al servicio de los demás con la finalidad de devolver la salud física, espiritual y guiar en el proceso de ser persona en el mundo mapuche", escribió Linconao en abril pasado a la presidenta Michelle Bachelet.

    La mandataria, que visitó el 26 de diciembre la región de la Araucanía, evitó referirse a la situación de la autoridad religiosa indígena, quien deberá volver a la cárcel de mujeres luego que la justicia revocara su libertad condicional, pese a haber fallado 2 a 1 en su favor. La Constitución, heredada de la dictadura (1973-1990), exige unanimidad para los delitos de connotación terrorista, como se le dio a este caso en el gobierno anterior de Sebastián Piñera. "Las autoridades de salud deben ver la situación frente a la huelga de hambre" y en lo procesal "no me puedo pronunciar porque están en la justicia", se limitó a responder la mandataria en Temuco, capital regional. El alcalde de Renaico, Juan Carlos Reinao, aseguró que si la machi Francisca Linconao no queda en libertad, "saldrá en un cajón" desde el Hospital de Nueva Imperial.
    Reinao, quien es presidente de la Asociación de Municipalidades con alcaldes mapuche, visitó a la mujer en el Hospital, reafirmando que es inocente y que su estado de salud está empeorando.
    "Ingresó con 46 kilos y hoy está en 42. Ella no va a transar ni es negociable: Sale de ahí libre o sale en un cajón", declaró. Lo reafirmó una misión del Colegio Médico que también la visitó junto a integrantes del Instituto Nacional de Derechos Humanos: "No contamos con semanas, contamos con días". Un Comité Internacional de Artistas grabó un video en apoyo de la libertad de la machi, donde aparecen entre otros el puertorriqueño Residente.
    "Todo ser humano tiene derecho a un juicio justo", reclamó el líder de Calle 13.
    La activista indígena colombiana, Ati Quigua, explicó en la grabación que "la machi es una sabia del pueblo mapuche y ha sido apresada en Chile", a lo que acotó la músico española Amparo Sánchez de que "no hay pruebas en su contra", "se la acusa sin pruebas suficientes", añadió Residente. Roberto Márquez, del grupo Illapu, expresó a su vez que "la machi Francisca Linconao está siendo perseguida por el Estado chileno, así como están siendo perseguidos nuestros hermanos mapuche que están luchando por la recuperación de su territorio".
    El incendio al predio de los Luchsinger, el 4 de enero de 2013, se dio en el marco del conflicto mapuche, como se denomina la reclamación de comuneros mapuches de sus tierras ancestrales que se encuentran en manos de familias de origen extranjero o de las poderosas empresas forestales.
    La machi ha dicho que "los antecedentes presentados en la audiencia de formalización demuestran un trabajo vergonzoso de la Policía de Investigaciones de Chile, ocupando un testimonio que surge desde las amenazas a uno de nuestros vecinos, a quien han hecho un tremendo daño del cual espero se pueda recuperar".
    Las acusaciones apuntan a que en la casa de la mujer se planificó junto a los otros cinco imputados el atentado incendiario a la casa ubicada al interior del predio de los Luchsinger. (ANSA).