TITULARES

Escándalo: otro nuevo audio de Gendarmería compromete al Ministerio de Seguridad

El audio fue grabado diez días después a la desaparición de Maldonado e involucra a un funcionario de Patricia Bullrich. El ...

Comunidad mapuche denuncia incendios intencionales en sus viviendas

Hombres armados atacaron e incendiaron viviendas de la comunidad mapuche de Vuelta al Río, en Chubut, entre las que se encontraba la del ...

MST de Chubut denuncia escalada de violencia y represión

En  su sitio web el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) de Chubut, denunció la preocupante escalada de violencia contra los ...

Un editorial de Clarín o cómo convertir a los mapuches en enemigos

(Publicado por La Izquierda Diario).- “Caso Maldonado: la proclama mapuche y un muro de mentiras”, tituló el diario de Magnetto ...

OPINIÓN: Discriminación, Mapuches y Maldonado, por Dr. Miguel Julio Rodríguez Villafañe

Lamentablemente, nos toca vivir una discriminación étnica profunda, propiciada por el gobierno nacional y sus grupos mediáticos ...

Prev Next

Fernando Huanacuni Mamami está de paso por Buenos Aires, dictando una serie de conferencias sobre su tema predilecto: el Buen Vivir/Vivir Bien, este camino fundante de las cosmovisiones indígenas y que en los últimos tiempos fue “redescubierto” por el mundo andino y a partir de ese momento difundido con cada vez más fuerza. El pasado jueves tuvimos el privilegio de tenerlo en el programa de radio que emitimos por Mantra 91.9 y su mensaje fue emocionante.

Suma qamaña (aymara) ó Sumak kawsay (quechua) significan “Vivir Bien” en Bolivia y “Buen Vivir” en Ecuador. El Buen Vivir/ Vivir Bien es una propuesta de los pueblos indígenas para el mundo en este momento de crisis global.

En la nota inaugural de la sección Buen Vivir de ElOrejiverde Fernando escribió: “los pueblos originarios planteamos una forma de convivencia con el propósito de cuidar el equilibrio y la armonía que constituyen la vida. Este planteamiento es el Vivir Bien / Buen Vivir, basado en principios y valores ancestrales. El vivir bien está ligado a la espiritualidad y esto emerge de un equilibrio entre el pensar y el sentir. Sin embargo en estas sociedades modernas se ha promovido una ruptura entre ambos priorizando la expresión y comprensión de la vida a partir sólo de la racionalidad”.

“Si el ser humano no ama, no cuida, no protege, ni respeta la casa en la que vive, ni a los demás seres que en ella viven, indudablemente camina hacia su destrucción”.

Agrega allí que este camino está ligado a saber convivir, así que para poder visibilizar, expresar o proyectar el Suma qamaña, Sumak kawsay se tienen que restablecer las armonías con uno mismo, con la pareja, con la familia, con la comunidad, con los ancestros, con la Madre Tierra y con el Padre Cosmos, y estas armonías se expresan a través del cuidado y el respeto, y cuidamos no porque es ajeno o porque una norma lo dice, sino porque somos nosotros mismos; el deterioro de ese algo aparentemente externo, es el deterioro de todos nosotros, más aún del conjunto, y ese conjunto es la comunidad, no sólo de seres humanos, sino la comunidad de vida. Cuando se quiebra el equilibrio del ser humano con la Madre Tierra, surge la violencia, por lo tanto la paz no es algo que pueda esperarse o exigirse cuando no se tiene en cuenta este equilibrio”.

“Para algunos nuestro planteamiento parece ser un “nuevo catecismo”; pero ni es nuevo, ni es catecismo, es un antiguo paradigma. Sumak Kawsay, Allin Kawsay, Suma Qamaña, Suma Sarnakaña, Teko Kavi, Ñandereko, Küme Mongen, son una antigua forma de relacionamiento que ha permitido relaciones de vida con respeto y cuidando el equilibrio de la Madre Tierra. Otros dicen que el Vivir Bien / Buen Vivir es algo utópico, algo irrealizable, una idealización. Pero ¿acaso no necesitamos de una utopía, de un horizonte para caminar? Además los pueblos antiguos generaron la “cultura de la vida”, vivieron con respeto, han tenido sin duda dificultades y desencuentros, pero no se han generado los abismos entre seres humanos que podemos ver hoy” concluye Fernando.

Fernando Huanacuni Mamani

Perteneciente al pueblo aymara; nació el 29 de mayo de 1966, en el Depto. de La Paz, Bolivia. Abogado de profesión, investigador de la cosmovisión ancestral y de la historia de los pueblos indígena originarios. Activista político tanto en Bolivia como en el continente, promoviendo la reconstitución de la identidad ancestral de las naciones indígenas originarias. Desde 1983 comenzó a recorrer el mundo dando conferencias sobre el valor de los saberes ancestrales y motivando al retorno a la lógica y a las prácticas comunitarias.

Entre 2006 y 2007 en Bolivia, fue parte del equipo que realizó el diseño curricular de la Ley Avelino Siñan –Elizardo Perez, en su primera etapa, como especialista en Filosofía y Cosmovisiones ancestrales, en el Ministerio de Educación y Culturas. A partir del año 2008 trabajó en el Ministerio de Relaciones Exteriores como Director de Ceremonial del Estado Plurinacional de Bolivia, con el rango de embajador, hasta Septiembre de 2014.

Ha realizado un valioso aporte a nivel internacional sobre los Derechos de la Madre Tierra, el Sistema Jurídico Ancestral Comunitario, Educación Comunitaria, Diplomacia y Protocolo de los pueblos indígenas y en particular es reconocido por ser uno de los iniciadores en la sistematización de las diferentes visiones de los pueblos ancestrales sobre el Vivir Bien / Buen Vivir.

Su amplio conocimiento en la historia de los pueblos indígenas, en especial del pueblo aymara, le permitió proponer al mundo nuevos-antiguos conceptos basados en principios ancestrales que repercuten en las condiciones actuales de vida. Su propuesta cuestiona profundamente las bases del paradigma occidental, la modernidad y el antropocentrismo, características que han generado una crisis de vida que ha afectado a la expresión natural de la vida, según la reflexión que realiza y que ha plasmado en libros y artículos que han sido traducidos a diversos idiomas. Entre sus obras más destacadas podemos mencionar a “Vivir Bien / Buen Vivir” Filosofía, Políticas, Estrategias y Experiencias Regionales” (2010); “Visión Cósmica de los Andes” y “La Sabiduría Ancestral”.

La fiesta de anoche

La cita fue en la librería Borges de Palermo Viejo. Aquí Fernando presentaba la reedición corregida y aumentada (casi un nuevo libro) de su último título “Vivir Bien / Buen Vivir”. Antes de ingresar a la sala, los organizadores realizaron una breve ceremonia de apertura dirigiendo el pututo (caracol) y su sonido a las cuatro direcciones y repartiendo hojas de Coca a cada uno de los asistentes quienes depositamos respetuosamente en la Mesa de Ofrendas

La sala estaba abarrotada de público. En la mesa del panel dijeron lo suyo Kantuta y Wari del Centro Cultural Waka Luna -anfitriones- y Carmelo Sardinas, Tayta Ullpu, quien apeló “a seguir el camino de los ancestros”. Luego tomó el micrófono Fernando y de pie, ofreció su silla a los asistentes -muchas de las personas habíamos quedado sin lugar sentados- y durante más de una hora pronunció su palabra, con la paz y el magnetismo que irradia su persona.

Habló del paradigma occidental consumista y competitivo que se niega a hacerse a un lado y que insiste con propuestas irrealizables como la del “desarrollo sustentable” ó la “autosustentabilidad”. “Es que nada será posible cambiar si este paradigma continúa dirigiendo nuestras vidas y a nosotros todos” - dijo Huanacuni- “y seremos muy responsables de lo que suceda y de lo que le suceda a la Madre Tierra si no nos decidimos a accionar de una vez” agregó

A este “paradigma depredador no solo material sino espiritual porque intenta vaciar nuestros corazones, este paradigma que falsamente propugna el Vivir Mejor, nosotros . proponemos el Buen Vivir o Vivir Bien, que es vivir en la belleza, vivir en plenitud ”

“Nosotros seguimos el camino de nuestros Ancestros que no luchaban por el poder ó las riquezas, sino por la Vida. Y el libro que hoy presento es humildemente una Agenda de esta lucha por la Vida”

“Nuestra cosmovisión nos habla de lo que vemos y lo que no vemos, y nuestra Agenda es hoy una Agenda con eje en lo espiritual, porque lo que esta hoy despertando es el espiritu de Abya Yala.el verdadero nombre de América.”

Cuando Fernando terminó su alocución los aplausos lo envolvieron pero aún hubo tiempo para más emociones: la música de los sikuris, bombos y redoblantes de Kay Pachamanta inundaron la sala que se llenó de improvisados danzantes, que el saber danzar es uno de los principios del Buen Vivir....aún resonaba en nuestros oidos el fabuloso relato del hombre guaraní que sabia cantarle a la rana para que esta a su vez cantara atrayendo a la lluvia. Pero esta es una historia para compartir otro momento del Sumak Kawsay . Mientras tanto, infinitas gracias Fernando.