TITULARES

OPINIÓN: Discriminación, Mapuches y Maldonado, por Dr. Miguel Julio Rodríguez Villafañe

Lamentablemente, nos toca vivir una discriminación étnica profunda, propiciada por el gobierno nacional y sus grupos mediáticos ...

Avasallamiento a Mapuches: Nuevos pozos a la fuerza

(Por Darío Aranda para PAGINA 12).- Unos cien gendarmes tomaron las tierras de la comunidad Campo Maripe en Neuquén y escoltaron a las ...

Se celebra en la Patagonia el wiñoy tripantu, el año nuevo mapuche

Comunidades mapuches de la Patagonia celebran desde este miércoles y hasta el fin de semana el Wiñoy Tripantu o We Tripantu, el ...

Tensión en Loma Campana por protesta mapuche

La comunidad Campo Maripe se movilizó esta mañana en la ciudad de Neuquén. Ocuparon dos locaciones en Bajada del Añelo y ...

Asamblea del Consejo Consultivo y Participativo de Pueblos Indígenas

Se realizó en Buenos Aires una nueva asamblea del Consejo Consultivo y Participativo de Pueblos Indígenas de la Argentina. Durante tres ...

Prev Next

Con una ceremonia maya ancestral, representantes de pueblos indígenas de Guatemala dieron inicio la semana pasada a los actos conmemorativos del 20mo. aniversario de la firma de la paz que puso fin a la guerra interna de 36 años y lamentaron que aún continúen, a su juicio, la exclusión y el racismo en el país.

 

Un grupo de líderes espirituales mayas llegó al sitio arqueológico Kaminal Juyú, ubicado en la zona 7 de la capital, para llamar a la paz, la concordia y la armonía entre los guatemaltecos.

El subsecretario de la Secretaría de la Paz (Sepaz), Rigoberto Casasola, recordó que de los 12 acuerdos firmados hasta 1996 uno se refiere a la identidad y derecho de los pueblos indígenas.

Sin embargo, en una rueda de prensa, Marcos Yax, presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas del Congreso, enfatizó: "El racismo y la discriminación siguen latentes, no hemos olvidado lo que hicieron con nuestras comunidades".

Acompañado de varios dirigentes mayas, garífunas y xincas, Yax recordó que 70% de las víctimas (200.000 muertos y 45.000 desaparecidos) que se cobró el conflicto armado de 1960-96 eran indígenas.

"Es un momento triste y lamentable porque los muertos los pusimos nosotros y no hay voluntad política de cumplir los acuerdos porque sigue el racismo y la discriminación", insistió.

Yax aseguró que el Estado de Guatemala tiene una deuda moral y política con los pueblos indígenas porque no se han dado avances en el acceso y la restitución de las tierras para estas comunidades.

Pese a la celebración de los acuerdos, las causas que originaron el conflicto armado interno en 1960, como la pobreza y la desigualdad social, aún persisten en Guatemala.

De los 16 millones de habitantes que tiene el país centroamericano, 59,3% vive bajo la línea de la pobreza.
Pero la pobreza afecta a 79,2% de los indígenas, mientras la incidencia entre los mestizos es de 46,6%, de acuerdo a las cifras oficiales. 

En tanto, 40,5% de la población guatemalteca es indígena, otro 41% es mestiza, y 18,5% blanca o criolla.

La Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo (Codisra); la Defensoría de la Mujer Indígena (Demi); la Academia de Lenguas Mayas, y el Fondo de Desarrollo Indígena y la Comisión de Pueblos Indígenas del Congreso reconocen en un documento divulgado hoy que los Acuerdos de Paz firmados hace 20 años, "siguen siendo la agenda del país".

"Los compromisos alcanzados tienen plena vigencia y siguen siendo una herramienta de enorme validez como diagnóstico de los problemas nacionales y una guía para solucionarlos", expresa el texto, citado por la agencia EFE.

Recuerda que los Acuerdos de Paz reconocen que los pueblos indígenas han sido históricamente discriminados y excluidos, y que esos factores estructurales persisten en la sociedad guatemalteca.

Enfatiza que los pueblos indígenas han sido sometidos a graves niveles de discriminación, explotación e injusticia.
"Esta realidad histórica ha afectado y sigue afectando profundamente a estos pueblos al negarles el pleno ejercicio de sus derechos y participación política", añade.

La coordinadora de Codisra, Mirian Domínguez, dijo que en Guatemala hay necesidad de que se retome la discusión de una reforma constitucional que reconozca el pluralismo jurídico.

"Hay que retomar la reforma constitucional para reconocer que Guatemala es multiétnica y plurilingue y pluricultural, y erradicar la discriminación que existe", manifestó.

Los dirigentes reiteraron su compromiso de seguir luchando por los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas y la implementación plena de los tratados de paz para conseguir una mejor convivencia en Guatemala.